Lo mejor de Javascript

En los últimos años estamos viviendo un auge muy fuerte de Javascript, pasando de ser un lenguaje para hacer pequeñas manipulaciones en páginas web a ser una alternativa real para desarrollar aplicaciones de muy diversa índole.

Con el avance de smartphones y tablets, la necesidad de tener aplicaciones multiplataforma se hace cada vez mayor, y aprovechar para ello HTML5/JS/CSS3 es una alternativa habitual, lo que lleva a que al final casi todos acabemos expuestos de una forma a otra a Javascript.

Para algunos Javascript es un lenguaje feo, mal diseñado y lleno de comportamientos inconsistentes o, al menos, poco previsibles. Para otros es un lenguaje cómodo, flexible, con un buen equilibrio entre complejidad y potencia.

Sin entrar a valorar esos aspectos que pueden ser bastante subjetivos, creo que es una lástima que a veces nos olvidemos de todo lo que nos ha dado Javascript.

¿Qué ha hecho Javascript por nosotros?

Aunque nos empeñemos en ver sólo el código fuente y juzgarlo en base a eso, ni siquiera los mayores detractores de Javascript pueden negar su aportación al estado actual de la tecnología.

Javascript ha sido el gran habilitador de la nueva web. Una web en la que no sólo se consumen contenidos, sino que también se crean. Una web que es algo más que un repositorio de información, una web en la que existen auténticas aplicaciones que mejoran nuestra productividad.

Todas las plataformas cuentan con navegadores lo bastante avanzados como para ejecutar código Javascript moderno a una velocidad aceptable. En este sentido podríamos decir que ha tomado el relevo de Java y su JVM que nunca llegó a cuajar para aplicaciones de escritorio, aunque ahora esas antiguas aplicaciones de escritorio se hayan reencarnado como aplicaciones web.

Además se ha convertido en la lengua franca de internet. Tener disponible en cada sistema operativo una plataforma capaz de renderizar HTML y ejecutar código Javascript, ha hecho que aparezcan lenguajes de distintas características que pueden ser compilados a Javascript, permitiéndonos aprovechar automáticamente la ubicuidad del entorno de ejecución.

En lugar de tener que aprender un lenguaje de programación y unas librerías UI para cada plataforma, Javascript permite manejar los mismos conceptos en todas las plataformas; obviamente no ofrece todas las posibilidades que las alternativas nativas, pero no deja de ser una opción viable para muchos tipos de aplicaciones.

Lo mejor que ha hecho Javascript

Todos los motivos anteriores están muy bien, pero creo que ha hecho algo aún más importante en el mundo del desarrollo de software.

Somos muchos los que vivimos gran parte del tiempo en lenguajes como C# o Java, con su orientación a objetos, su tipado estático, sus completas librerías y sus potentes entornos de desarrollo, y tener que tratar con Javascript nos ha obligado a replantearnos ciertas cosas.

Tratar con un sistema de tipos dinámicos. No tener una única forma de hacer las cosas. Sustituir frameworks que tratan de cubrir todas tus necesidades por librerías ligeras y específicas. Tener que elegir tus propias herramientas en lugar de usar el entorno de desarrollo que decide un fabricante.

Son cosas que hace unos años la mayoría de programadores en .NET ni siquiera se planteaban, pero que poco a poco van calando en la comunidad de desarrollo y permite establecer un sano debate sobre la mejor forma de hacer cada cosa.

En realidad, estas características no son exclusivas de la filosofía de desarrollo de Javascript, muchas de ellas son compartidas por otros lenguajes como Ruby o Python. De hecho hay ideas que se ven hoy en día como algo natural en .NET que se popularizaron en esos entornos, como por ejemplo el uso de convenciones en lugar de configuración.

La diferencia es que el desarrollador habitual de .NET no necesitaba estar en contacto con esas plataformas, podía esperar a que alguien adaptase esas ideas a .NET (Castle MonoRail, Nancy) y limitarse a usarlas “desde este lado” sin llegar a comprender todo lo que había detrás de ellas.

Javascript es algo que te encuentras día a día y no queda más remedio que remangarse y tratar con él directamente. Aunque existan cosas como TypeScript, de momento su ecosistema es muy limitado y no puedes esconderte de Javascript.

Lo mejor de Javascript es que nos ha obligado a conocer otra forma de hacer las cosas.

No pretendo decir con todo esto que Javascript sea una maravilla, ni que los lenguajes dinámicos sean mejores que los estáticos, ni que haya que usar herramientas de línea de comandos y editores de texto en lugar de IDEs.

Lo importante es conocer alternativas que nos permitan evaluar mejor nuestras herramientas habituales y nos ayuden a tomar mejores decisiones. Da igual si al final vuelves al Visual Studio y C# convencido de que son las mejores herramientas del mundo, lo que importa es que ahora sabes que no son las únicas herramientas del mundo.


Un comentario en “Lo mejor de Javascript

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>